No se lo digas a tu jefe (I)

9 comentarios

Las relaciones profesionales están marcadas por la comunicación y el vínculo personal. La relación entre un jefe y un empleado y en general con cualquier otro empleado debe tener una distancia prudencial. No olvidemos que un entorno de trabajo es aquel en el que generalmente no elegimos a nuestros compañeros y ni mucho menos a nuestro jefe.


Para hacer amigos ya tendremos tiempo y lugares....


A continuación os propongo 5 cosas que nunca debes contar a tu jefe.

1. Ojo con las redes sociales.

Evita enviar a tu jefe solicitudes de amistad para Facebook, Twitter, etc., porque es importante mantener la independencia también en el terreno virtual. Si tienes a tu jefe en tu lista de contactos entonces, estás abriendo una puerta un tanto peligrosa en tanto que permites que tu jefe esté informado fácilmente de ciertos asuntos de tu vida privada.

Solo conviene hacer una excepción a esta norma cuando la orientación que des a tus publicaciones en redes sociales sean 100%  profesionales. Si quieres y tienes tiempo, puedes crear dos perfiles en estas redes, uno personal y otro profesional, pero acabarás loco!.

2. "Estoy buscando otro empleo".

Probablemente seas de esos pocos afortunados que tiene un jefe "enrrollado", de esos a los que crees que puedes confiar tus secretos y reflexiones. Desengáñate, es mentira!.

3. "No me gusta mi trabajo".
Es habitual que los trabajadores descarguen su frustración o insatifacción laboral que causa su trabajo con los amigos o con algún compañero de trabajo de confianza. Sin embargo, nunca cometas el error de decirle a tu jefe claramente que no te gusta el trabajo que haces porque este gesto puede tener pésimas consecuencias para ti. Es como tirarte piedras contra tu propio tejado.

4. Guarda tu vida personal.

Nunca digas que has llegado cansado al trabajo porque el día anterior tuviste una noche de fiesta, por ejemplo. Se amable, comenta sobre tu vida personal pero de aquellas cosas cotidianas y que no van a ninguna parte. Esto te servirá para empatizar y crear algún lazo, pero no vayas más allá.

5. No critiques a otro compañero.
Por mucho que tú te creas el ojito derecho de tu jefe, nunca caigas en el gran error de criticar a otro compañero de trabajo porque esto causa una pésima imagen de ti. Por lo general, cuando criticas a alguien, la gente reacciona pensando que cuando ellos no estén presente tú también les vas a criticar y esto, naturalmente, no te conviene.


Como siempre, sin ninguna pretensión...

Mañana más.

9 Comentarios ...

  1. Buenos consejos! Los aplicaría también a los compañeros. Está claro que el trabajo no es el lugar donde se hacen amigos....

  2. Claro!, Gracias por tu interés.
    En la próxima entrega "No se lo digas a tu jefe (II)" hablaremos de los compañeros.

  3. Borja, los puntos 1, 2 y 3 es de ser bastante pardilloooo!!

  4. Anónimo dice:

    En el trabajo es practicamente imposible hacer amigos. Cuando piensas que alguien es tu amigo, como sus intereses se crucen con los tuyos, ya se sabe, a hacer puñetas a amistad.
    Al trabjo se va a trabajar con una de estas dos actitudes. a) Si piensas pasar sin pena ni gloria, dedicate a hacer lo que te manden sin más. b) Si tienes aspiraciones, dejate los hu.....s trabajando sabiendo que a corto plazo probablemente tus jefes sean injustos contigo, pero si se persevera en el esfuerzo siempre se alcanza el éxito.
    El mundo del trabajo está lleno de "ambiciosos conceptuales" que son aquellos que quieren alcanzar lo máximo pero no están dispuestos a dar nada a cambio.

  5. Comentario que por si solo merece su propio post!!.
    Lástima que no dejaras contacto..."Anónimo". ;))
    Gracias!!.

  6. KGF dice:

    Para los "pardillos" como dice Carlos...
    1. Cansancio por haber estudiado la noche anterior. Sin tener en cuenta que el que comienza su vida laboral hoy en día es muy posible que dejase de haber estudiado hace años...
    2. Anunciar la resaca por una noche loca. Esto resulta más creíble porque cualquier excusa es buena para celebrar algo en los tiempos que corren.
    3. La verdadera razón por la que dejaste tu anterior trabajo
    4. "No soporto a…". Nunca sabes hasta donde llega la mano negra de la familia.
    5. Actitudes infantiles. Aunque estas sean propias de terceros.

  7. nacheteMINI dice:

    Antes pensaba que Mi Jefe es mi amigo. Cuan equivocado estaba cuando de repente te das cuenta de que no es así y la verdad es muy frustante.
    Al trabajo se viene a trabajar y si algo quieres hazlo después porque no sé como ocurre que SIEMPRE das que hablar y eso no es bueno.
    Magnífico artículo.

  8. GCJ dice:

    No estoy de acuerdo, yo tengo muy buenos amigos en el trabajo, lo que hay que saber es separar las cuestiones laborales de las personales.

    Con los jefes siempre hay que llevar una relacion un poco distante, porque al fin y al cabo es tu jefe. Que yo ahora no me quejo, pero he tenido una jarcamora que podria escribir un libro, menos mal que soy autodidacta, porque que si de ellos tuviera que aprender algo, solo serian mentiras, mentiras y mas mentiras....

  9. Centurio666 dice:

    El mejor jefe enterrado a 50 metros!!!.

    Cuento mi caso. En mi ultimo trabajo me contrato un amigo mio del taekwondo que tiene una empresa. El flujo de caja estaba roto porque en dos años no habían desarrollado procesos de facturación ni de cobro. Durante 4 meses, me he dedicado a poner la empresa en orden, crear procesos, estabilizar la caja y facturar hasta la ultima factura pendiente (había un atranco de un año). Me he quedado como media de hora y media a dos horas mas (aunque no se pagan horas extra) y me he roto los huevos.

    ¿Cual ha sido mi recompensa?.

    Despedido. Ahora que ya esta todo hecho,todo creado y todo estabilizado, soy caro. A la puta calle y un becario en mi lugar por 500€.

    Y todo esto, repito, me lo ha hecho una persona que yo consideraba amigo. HDP!.

Deja tu comentario

 
Corre, nada, vuela!. Borja Sanz web © 2013