Relación Sexo vs Deporte. Entornos hormonales y beneficios.

0 comentarios

Relación Sexo vs Deporte

Siempre se ha dicho que, al menos en el deporte profesional, los entrenadores prohíben mantener relaciones sexuales durante una concentración antes de un gran partido o una competición. Dicen las malas lenguas, que si un deportista (de élite o no), realiza el acto sexual antes de una competición, rinde menos, porque está cansado, porque deja "escapar" mucha energía y fuerza que debe tener a la hora de competir, o "vaya usted a saber porqué!".

Por otra parte, otras teorías y otros entrenadores, han basado sus victorias aplicando todo lo contrario, es decir, dejando mantener a sus deportistas relaciones sexuales antes de una competición, ¿por qué?, porque pensaban que el mantener a esos hombres o mujeres, encerrados en una habitación, concentrados y sin practicar nada, les podrían ocasionar stress, ansiedad, etc. (Esto casi parece más lógico...).

¿Que hay de cierto en todo esto?, ¿cuál teoría es la correcta?, o mejor aún ¿hay alguna correcta?. En cualquier caso, podemos pensar que el sexo guarda relación con el ejercicio físico, pero ¿de qué manera?. He intentado averiguar e investigar porqué, y buscando debidamente se pueden encontrar numerosas informaciones, artículos, etc., que explican los muchos beneficios del sexo para nuestra salud. Pero no hay mucho escrito acerca de la relación SEXO-DEPORTE.


Los beneficios del Sexo para el deporte

El caso es que las personas activas sexualmente, tienen un entorno hormonal más alto, por lo que las recuperaciones al esfuerzo serán más fructíferas y las disposiciones de energía serían también más eficientes. Esto no quiere decir que vayamos a aumentar el rendimiento (sólo faltaría), pero que si que vamos a estar en mejores condiciones para practicar deporte.


Dentro de las hormonas que aumentan y guardan relación directa con el ejercicio, se encuentra la testosterona. Ésta se encargará de tenernos más activos no sólo para el deporte sino para la vida diaria.
En lo que nos ocupa, el deporte, la testosterona retrasa la aparición de la fatiga, proporcionándonos mayor y más rápida recuperación del esfuerzo, así como mejorando nuestra predisposición al ejercicio al levantar nuestro estado de ánimo y deseo de estar activos, con lo que tendremos más constancia en nuestros entrenamientos al no poner una excusa a la primera de cambio.
Por naturaleza, la testosterona se encuentra en la mujer en menor medida que el hombre, aunque el efecto proporcional es el mismo.

Por no hablar de la espiral de que a más alto nivel de testosterona más continuo será el deseo de mantener la actividad sexual.

Otra hormona que segregamos al practicar sexo es la adrenalina, la cual aumenta la frecuencia cardíaca y nos estimula la circulación. Esto tiene un efecto vasodilatador, que hará que los nutrientes lleguen más rápido a nuestros fatigados músculos.

Dejando a un lado las hormonas, el sexo nos aporta mejora en otra cosa muy importante, nuestras defensas. Nuestro sistema inmunológico, que ya de por sí con el deporte se ve reforzado, alcanza varios escalones más, cuando nuestro nivel de actividad sexual aumenta, con ello vamos a conseguir no ser tan vulnerables a la hora de caer enfermos.


Y para el final lo mejor...el sexo mantiene el órgano más importante de nuestro cuerpo, aquel que si está en buen estado estaremos más fuertes y podremos vivir mucho tiempo...el corazón.
Al margen de que una práctica de sexo más o menos activa ya representa cierto ejercicio cardiovascular, el efecto (ya comentado) vasodilatador de algunas de las hormonas segregadas hace que al corazón le cueste menos trabajo bombear sangre con lo que estará más sano y así será más eficaz.


Como siempre, todo lo escribo sin ninguna pretensión y en este caso con la única intención de divulgar algo que a mi me ha inquietado y que me he tomado la molestia de investigar sin mucho detalle. Cada uno que lleve su vida como le de la gana, y practique el sexo que quiera o pueda, con quien desee o tenga oportunidad, de pie, tumbado o haciendo el pino.

...se me olvidaba, uno de los mejores efectos del sexo que influye en el deporte y en cualquier aspecto de la vida es...que nos hace sonreír.

Mañana más.

Deja tu comentario

 
Corre, nada, vuela!. Borja Sanz web © 2013